Vuelven y le ponen la cabeza

Un equipo de cirujanos de Israel ha realizado una cirugía 'milagrosa' con la que han logrado volver a unir la cabeza de un niño a su cuerpo después de que fuera atropellado por un coche mientras circulabaen bicicleta, según ha anunciado esta semana el Centro Médico Hadassah de Jerusalén. El paciente, identificado como Suleiman Hassan, un menor palestino de 12 años residente en Cisjordania, sufrió lo que se conoce como 'decapitación interna'.

El caso de Suleiman Hassan: su cabeza estaba "casi completamente separada de la base de su cuello"

El pequeño Hassan iba en bicicleta cuando fue atropellado por un coche. Fue llevado de urgencia al Centro Médico Hadassah e inmediatamente le operaron. Los médicos determinaron entonces que su cabeza estaba "casi completamente separada de la base de su cuello". Ohad Einav, especialista en ortopedia que dirigó la operación, ha asegurado que el proceso requirió varias horas y el uso de "nuevas placas y fijaciones en el área dañada". El equipo empleó tecnologías innovadoras y "luchó por la vida del niño". Hassan tiene una tasa de supervivencia proyectada de solo el 50% y su recuperación es casi un milagro.

La operación se produjo en junio, pero los médicos esperaron un mes para anunciar los resultados. El hospital recientemente dio de alta a Hassan con una férula cervical y continuará monitoreando su recuperación. "El hecho de que un niño así no tenga déficits neurológicos o disfunción sensorial o motora y que esté realizando su día a día normalmente y caminando sin ayuda después de un proceso tan largo no es poca cosa", ha precisado Einav. El padre del menor no se alejó de su hijo durante todo el proceso y no tiene palabras para agradecer todo el esfuerzo de los sanitarios.

El padre de Suleiman Hassan no encuentra palabras para agradecer el trabajo de los médicos

"Bendiciones a todos. Gracias a vosotros, recuperó su vida, incluso cuando las probabilidades eran bajas y el peligro era obvio. Lo que lo salvó fue el profesionalismo, la tecnología y la rápida toma de decisiones por parte del equipo de traumatología y ortopedia", ha destacado el padre de Hassan. La cirugía "increíble" que se llevó a cabo solo era posible si los vasos sanguíneos principales permanecían intactos, como fue el caso.

La clave fue preservar el flujo de sangre al cerebro. Parece, según la historia, que los "principales vasos sanguíneos probablemente no se cortaron y que esto involucró una reconstrucción ortopédica, usando varillas y ligamentos que se vuelven a unir y posiblemente injertos e implantes óseos". Einav enfatizó que la cirugía que escogieron para esta situación no es común, en absoluto, y menos en niños y en adolescentes. "Un cirujano necesita conocimiento y experiencia para hacer esto", sentenció.

Subir