Un paseo familiar

Un paseo familiar en Chipinque se convirtió en una experiencia única e inolvidable cuando un oso decidió unirse a su banquete. Una usuaria de redes sociales compartió el curioso encuentro en el que tuvieron que seguir un plan específico para garantizar la seguridad de todos.

“Antes de llegar, ya les había contado a Sílvia y Santiago que podría suceder algo así. Habíamos creado un plan por si nos encontrábamos en esa situación”, relató la usuaria. El plan, que consistía en cubrir la cara del pequeño Santiago y permanecer inmóviles, funcionó a la perfección, aunque el oso se llevó la mayor parte del festín.

La mujer pudo moverse con cautela para alejarse de la mesa y comenzó a grabar el incidente. En un intento por distraer al oso y alejarlo de su familia, le ofreció una enchilada, permitiendo que el animal la oliera antes de lanzarla lejos. Esta acción logró que el oso se bajara de la mesa y la familia aprovechó para refugiarse en el baño.

"Cuando todo estuvo más calmado, regresamos para recoger la basura. En el camino al coche, nos reíamos y llorábamos al recordar lo que acabábamos de experimentar", agregó la mujer.

El video del incidente se volvió viral rápidamente, recordando a los visitantes la importancia de ser conscientes y respetuosos con la fauna local. La usuaria recomendó a otros no llevar comida al lugar para evitar encuentros similares y recordó la importancia de mantener la calma en situaciones inesperadas con animales salvajes.

El Parque Ecológico Chipinque, situado en San Pedro Garza García, Nuevo León, es conocido por ser hogar de osos negros, por lo que este tipo de encuentros, aunque no comunes, son posibles. Las autoridades del parque a menudo instan a los visitantes a no alimentar a los animales y a mantener una distancia segura en caso de encuentros cercanos.

 

Subir