Terremoto en Marruecos

Un fuerte terremoto de magnitud 6.8 sacudió Marruecos a última hora del viernes y la cifra de muertos ha aumentado rápidamente. La mañana de este sábado se reportaban más de 1,000 fallecidos y centenares de heridos, así como daños en las principales ciudades, según las autoridades. Los movimientos causaron pánico entre la población, que se agolpó en calles y callejones desde la capital, Rabat, hasta Marrakech, el destino turístico más visitado del país.

El Ministerio del Interior marroquí informó que al menos 1,037 personas habían muerto en las provincias cercanas al terremoto. Además, 1,204 heridos fueron enviados a hospitales para recibir tratamiento: 721 están graves. El ministerio escribió que la mayoría de los daños se produjeron fuera de las ciudades y pueblos donde los rescatistas aún no han podido llegar por los escombros que han obstaculizado el paso en las carreteras.

El terremoto del viernes es el más fuerte en sacudir Marruecos en 120 años, y en ciudades antiguas ha derribado edificios y paredes de piedra y mampostería que no están diseñadas para resistirlo.

Los marroquíes publicaron videos en los que se veían algunos edificios convertidos en escombros y polvo y partes de las famosas murallas rojas que rodean el casco antiguo de la histórica Marrakech dañadas. Turistas y otras personas publicaron videos de gente saliendo de restaurantes en la ciudad mientras sonaba música de discoteca, informó la agencia The Associated Press.

Se espera que la cifra de muertos y heridos siga subiendo a medida que se conocen más daños. Los informes suelen tardar en llegar después de muchos terremotos, sobre todo los que se producen en plena noche.

En lugar de volver a los edificios de hormigón, las personas permanecieron en las calles preocupados por las réplicas y otros remezones que podrían hacer que sus casas se desplomaran.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el sismo tuvo una magnitud preliminar de 6.8 cuando se produjo a las 11:11 (hora local), con sacudidas que duraron varios segundos. La Red Nacional de Vigilancia y Alerta Sísmica de Marruecos lo midió en 7 en la escala de Richter. La agencia estadounidense informó de una réplica de magnitud 4.9 que se produjo 19 minutos después.

[El huracán Lee avanza por el Caribe con olas potencialmente mortales. La velocidad de sus vientos se duplicó en solo un día]

El epicentro del temblor del viernes se situó en lo alto de la cordillera del Atlas, a unos 70 kilómetros al sur de Marrakech. También estuvo cerca del Toubkal, el pico más alto del norte de África, y de Oukaimeden, una popular estación de esquí marroquí.

Según el USGS, el epicentro se situó a 18 kilómetros de profundidad, mientras que la agencia sísmica marroquí lo situó a 8 kilómetros.

Khalid, un residente de la medina (ciudad vieja) de Marrakech, indicó a EFE que el minarete de la mezquita de Bab Ailan cayó al suelo a causa del temblor y también resultó dañada la entrada del templo.

Otra vecina de Marrakech explicó que la mítica plaza de Jma El Fnaa está repleta de gente que esperaba al aire libre a salvo de posibles réplicas.

[Se está actuando contra la crisis climática, dice la ONU, pero "se necesita mucho más" para evitar una catástrofe irreversible]

Testigos contactados por EFE indicaron que el temblor se sintió en localidades norteñas como Larache, a 550 kilómetros del epicentro, así como en Casablanca y Rabat, a 300 y 370 kilómetros, respectivamente, donde sus habitantes salieron a las calles en prevención de un posible segundo temblor.

Minutos después del sismo, desde la calle, Sofía Catalá, española residente en el centro moderno de Marrakech, explicó por teléfono que durante el terremoto "se empezó a mover el suelo como en un bombardeo", dijo. "Pensaba que se caía el edificio, ahora está todo el mundo en la calle en pijama", añadió.

Catalá indicó que, ante las sacudidas, todos los vecinos de su edificio salieron y que cayeron barandillas y otros objetos de los balcones, pero añadió que ella no vio ningún edificio a su alrededor con daños importantes.

[Avión de Southwest reporta un impacto con aves y regresa a la pista poco después del despegue]

Said, un vecino de Casablanca, confirmó a EFE haber sentido el terremoto. "No ha sido muy fuerte, pero duró 15 segundos sin parar. Llame enseguida mi familia a Marrakech y allí ha sido fuerte, hasta mi cuñada se desmayó por el susto", explicó por teléfono.

Subir