Tenia solo 16 años

Ayer se cumplió un mes desde que ocurrió la muerte de la adolescente de 16 años Esmeralda Richiez, y las investigaciones que encabeza el Ministerio Público aún no han arrojado datos concretos de lo ocurrido el pasado 13 de febrero.

La adolescente, quien en sus redes sociales se percibía como una chica alegre y entusiasta, murió en el baño de su habitación.

Ese acontecimiento se dio específicamente en la comunidad de Vista Alegre, del distrito municipal La Otra Banda, cuando su maestro de matemáticas John Kelly Martínez, de 35 años, junto a su primo Rubén Morrillo Martínez y tres compañeras de estudio, menores de edad, fueron a buscar a Esmeralda para ir, supuestamente, a una playa aproximadamente a las 7:30 de la noche.

El Ministerio Público establece en sus investigaciones que Esmeralda, los dos adultos y las tres compañeras se dirigieron a la costa de Bávaro. Estas declaraciones se desprenden del interrogatorio realizado, en la Cámara Gessell, a las menores que acompañaban a la víctima.

INTERROGANTES

El resultado preliminar del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) indica que el deceso se debió a un shock hipovolémico producto de una relación sexual violenta.

Sin embargo, a un mes de la muerte se sabe de la detención del maestro, quien deberá de cumplir 12 meses de prisión preventiva como medida de coerción en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Anamuya en Higüey, pero, a pesar de tener al imputado encarcelado, se desconoce cómo realmente sucedió la tragedia que ha consternado al país.

En cambio, el primo del maestro debe presentarse de manera periódica ante los tribunales del municipio de Higüey.

Se conoció la información de que la esposa de John Kelly fue arrestada en dos ocasiones, pero el Ministerio Público ha optado por dejarla en libertad por faltas de pruebas en su contra.

Subir