“Tengo hambre, mis papás no me quieren”: niña escapó de su casa para buscar comida

Un escalofriante caso de desnutrición y negligencia parental ha conmocionado a la comunidad de Arnoldsburg, en el condado de Calhoun, Estados Unidos. Una niña de tan solo ocho años tomó la desesperada decisión de escapar de su casa a través de una ventana en busca de comida y atención, ya que sus padres no la alimentaban adecuadamente y la mantenían prácticamente en cautiverio.

La impactante historia se desarrolló en el asentamiento de Arnoldsburg, donde la pequeña niña, cuyo nombre no ha sido revelado, vivía en condiciones deplorables. Según informes de medios locales, la menor saltó por la ventana de su casa, ubicada en un primer piso, y se dirigió a una tienda cercana de la cadena Family Dollar en busca de ayuda.

En la tienda, la niña se acercó a los empleados con evidentes signos de hambre y desesperación. «Tengo hambre, mi mamá y mi papá ya no me quieren, ¿tienes algo que pueda comer?», fueron las palabras desgarradoras de la niña, según relató uno de los trabajadores que presenció la escena.

La menor confesó que había pasado días sin alimentarse adecuadamente, sobreviviendo con un solo sándwich que uno de sus hermanos le había dado tres días atrás.

Los empleados de la tienda se conmovieron ante la situación y proporcionaron comida a la niña mientras alertaban a las autoridades. Al llegar a la vivienda de la menor, la policía se encontró con una escena alarmante: los padres de la niña, identificados como Ryan Keith Hardman y Ellio M. Hardman, de 33 años, no estaban al tanto de la ausencia de su hija y se encontraron drogas dentro de la casa.

De acuerdo con un portavoz de la policía local, la niña había sido sometida a un trato cruel y negligente por parte de sus padres, quienes alegaban que su hija tenía una «actitud» y la rechazaban constantemente, negándole el amor y la atención que merecía.

Ante esta lamentable situación, la niña y sus tres hermanos fueron retirados del hogar por las autoridades y se encuentran bajo la protección del sistema de restablecimiento de derechos. Mientras tanto, sus padres enfrentan graves acusaciones por negligencia infantil.

Este desgarrador caso es un llamado de atención a la importancia de estar alerta ante situaciones de abuso y negligencia infantil. La protección de los derechos de los niños y su bienestar es una responsabilidad de toda la sociedad, y casos como este nos recuerdan la necesidad de garantizar un entorno seguro y amoroso para todos los menores.

Subir