Tenemos una nueva Miss Universo y es LATINA

Sheynnis Palacios, representante de Nicaragua, hizo historia al convertirse en la primera centroamericana en ganar el título de Miss Universo en la edición 72 del concurso, celebrado en El Salvador. Su victoria sucede a la estadounidense R’Bonney Gabriel, quien ostentaba el título de Miss Universo 2022.

En una competencia en la que destacaron diversas candidatas de todo el mundo, Sheynnis Palacios se alzó como la ganadora, dejando en el segundo lugar a la representante de Tailandia, Anntonia Porsild, quien se convirtió en la primera finalista. La segunda finalista fue Moraya Wilson, de Australia. Estas tres finalistas fueron seleccionadas entre un grupo de cinco, que también incluyó a Puerto Rico y Colombia.

La nueva Miss Universo, Sheynnis Palacios, nació el 30 de mayo de 2000 y es licenciada en comunicación social de la Universidad Centroamericana (UCA) en Nicaragua. Además de su trabajo en el mundo del modelaje y las pasarelas, Palacios es conductora y presentadora del programa "Entiende tu mente". Este proyecto social fue lanzado por ella tras luchar contra la ansiedad, y se enfoca en ayudar a otras personas y abordar diversos temas relacionados con la salud mental.

Sheynnis Palacios ha tenido una trayectoria exitosa en el mundo de los concursos de belleza. En 2016, a los 16 años, ganó el concurso de Miss Teen Nicaragua y participó en Miss Teen Universo 2017, donde llegó al Top 10. En 2020, a los 20 años, ganó la corona en el concurso Miss Mundo Nicaragua.

Esta edición del concurso Miss Universo se caracterizó por su enfoque en la inclusión y la diversidad, permitiendo la participación de mujeres casadas, embarazadas, divorciadas o con hijos. También incluyó a dos mujeres transgénero y una mujer de talla grande.

En las semifinales, las representantes de América Latina tuvieron un fuerte desempeño, ocupando ocho de los veinte cupos. Sheynnis Palacios fue la primera en clasificar a esta etapa, seguida de candidatas de Puerto Rico, Venezuela, Chile, Jamaica, Perú, Colombia y El Salvador. Además, la candidata de Portugal, una mujer transgénero, también avanzó.

Estas reformas recientes en la competencia permitieron la participación de mujeres transgénero por primera vez y también la inclusión de madres en el certamen. El público tuvo la oportunidad de votar por una de las finalistas a través de una aplicación.

En resumen, Sheynnis Palacios se coronó como la nueva Miss Universo en una competencia que destacó por su diversidad y en la que las representantes latinoamericanas brillaron en las semifinales. Su victoria representa un hito histórico para Centroamérica en este prestigioso certamen de belleza.

Subir