Margarita Magaña en una telenovela

La aclamada actriz Margarita Magaña, conocida por muchos por su papel como antagonista en "Teresa", tuvo que enfrentarse a una serie de decisiones que marcaron un antes y un después en su carrera televisiva.

El público ha especulado durante mucho tiempo sobre los motivos que llevaron a Magaña a distanciarse de la industria de las telenovelas. La realidad es que su romance con el también actor Mauricio Aspe, una de las caras más reconocidas del mundo de la televisión, no resultó como esperaba, llevándola a tomar un receso en su carrera.

En el pináculo de su carrera, Margarita era una figura destacada en la pantalla chica, gracias a sus actuaciones en diversas telenovelas juveniles.

Margarita Magaña
Sin embargo, la vida tenía otros planes para ella. A la edad de 21 años, y en medio de las grabaciones de la telenovela "Por tu Amor", Magaña quedó embarazada. Este embarazo inesperado fue producto de su relación con Mauricio Aspe.

Margarita Magaña y Mauricio Aspe
Esta noticia coincidía con lo que muchos consideraban el mejor momento en la carrera de Margarita. Frente a esta encrucijada, Magaña tuvo que hacer una elección crucial. Siguiendo el consejo de su madre de que "lo que empieza se termina", Margarita eligió continuar con su embarazo. Esto implicó rechazar su papel en la telenovela "Locura de Amor", a pesar de su firme determinación de no dejar su carrera actoral de lado.

Margarita Magaña embarazada
Mauricio se mantuvo junto a ella durante este proceso. Su amor era tan sólido que decidieron casarse antes del nacimiento de su primogénito. Sin embargo, la vida no siempre sigue el guion que uno espera.

La relación acabó

Luego de 18 meses de matrimonio, la pareja decidió tomar caminos separados. Margarita, ahora sola con su hija, regresó a los escenarios en busca de sustento. Mientras, Mauricio asumió con responsabilidad el cuidado de su hija, permitiendo que Magaña se dedicara a las grabaciones y avanzara en su carrera.

Margarita Magaña en una producción
Margarita Magaña

Subir