Los obligaron a beber

En **Sudáfrica**, un evento insólito captado en video ha suscitado amplia atención. Tres individuos, tras hurtar una tienda de bebidas alcohólicas, enfrentaron un castigo no convencional: el dueño del establecimiento les obligó a consumir el alcohol sustraído, evitando así su entrega a las autoridades.

Los implicados, identificados como autores del hurto de diversas cajas de bebidas, se vieron forzados por el propietario y colaboradores a ingerir cantidades equivalentes a lo robado. La grabación muestra a los delincuentes consumiendo una variedad de bebidas, incluyendo whisky, ron, vodka y cerveza, bajo la amenaza de agresión física con palos y tubos.

Uno de los ladrones, abrumado por el efecto del alcohol, ruega detener el consumo. Este suceso ha generado alarma debido a los riesgos del consumo excesivo y rápido de alcohol, que puede conducir a envenenamiento, disminución de las capacidades cognitivas y motoras, problemas respiratorios y, en casos extremos, la parada cardíaca. Un caso reciente en Sudáfrica ilustra esta peligrosidad: un joven de 23 años falleció después de ingerir una botella entera de alcohol en solo dos minutos como parte de una apuesta.

En redes sociales, algunos usuarios consideran que este incidente podría haber sido una lección severa para los ladrones sobre los daños del alcoholismo agudo. Sin embargo, persisten las preocupaciones sobre la legalidad y moralidad de imponer un castigo de esta naturaleza.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Periódico Yosper (@periodicoyosper)

Subir