Lo que le paso a los 17

Jessica Carrillo, coanfitriona del programa "Al rojo vivo" de Telemundo, recientemente experimentó una sesión de terapia de regresión en su propio programa, con la orientación de la especialista Damaris Chiari. Esta sesión tenía como objetivo explorar acontecimientos significativos del pasado de Carrillo.

Durante el proceso, Carrillo se vio abrumada por emociones intensas, llevándola a llorar al recordar un evento ocurrido hace 21 años que tuvo un gran impacto en su vida. Al ser preguntada por la terapeuta de regresión sobre lo que había emergido, Carrillo reveló que se trataba de su hijo, un aspecto de su pasado que hasta ese momento había mantenido en privado.

La terapeuta indagó más sobre el hijo de Carrillo, preguntándole si se trataba de un niño que no había llegado a nacer. Carrillo, profundamente conmovida, afirmó que sí había nacido, y en un momento emotivo, compartió cuánto lo amaba y lo hermoso que era para ella, a pesar de haberlo perdido.

Al concluir la terapia, Carrillo expresó un profundo alivio por haber podido expresar el dolor reprimido que había llevado durante 21 años, relacionado con la pérdida de su bebé. Mencionó que había guardado silencio sobre este asunto, posiblemente por miedo al juicio de otros, pero la terapia le confirmó la importancia de su hijo en su vida, aunque su tiempo juntos fue breve.

Finalmente, de vuelta en el estudio de su programa y apoyada por su colega Lourdes Stephen, Carrillo compartió más sobre este episodio doloroso. Relató que a los 17 años tuvo un hijo, Rodriguito, quien vivió solo un día debido a una condición extremadamente rara. A pesar de que han pasado 21 años, Carrillo siente que hablar sobre él y realizar la terapia de regresión le ha proporcionado algo de paz, reconociendo la influencia perdurable de su hijo en su vida.

 

Subir