Increíble hallazgo: cuerpo de monja fallecida hace cuatro años no muestra signos de descomposición.

YOSPER, ESTADOS UNIDOS.- Cuatro años después del fallecimiento de una monja, su cuerpo ha sido exhumado y sorprendentemente no muestra evidencia alguna de descomposición, incluso en sus vestimentas.

Este acontecimiento ha convertido a una localidad en Missouri, Estados Unidos, en un destino de peregrinación para miles de creyentes.

La hermana Wilhelmina Lancaster, fundadora de la congregación de las Hermanas Benedictas de María, Reina de los Apóstoles, falleció a la edad de 95 años en mayo de 2019. Ahora, cientos de personas, creyentes y no creyentes, han acudido en masa a la ciudad de Gower para presenciar el cuerpo incorrupto de la hermana, lo que ha sido denominado como el «milagro en Missouri».

El proceso comenzó la semana pasada, cuando las monjas benedictas exhumaron el ataúd de su fundadora para trasladarlo debajo del altar de la capilla del convento, según informes del New York Post. Según una de las hermanas, el personal del cementerio les había advertido que solo encontrarían huesos en condiciones, ya que la hermana Wilhelmina fue enterrada sin embalsamar y en un sencillo ataúd de madera. Sin embargo, cuando la Madre Abadesa Cecilia Snell miró a través de una grieta en el ataúd, se sorprendió al ver «un pie totalmente intacto con el calcetín puesto, exactamente como lo habíamos enterrado».

Según relató a Eternal World Television Network (EWTN), un medio de comunicación católico, su reacción inicial fue de incredulidad, expresando: «No puedo creer lo que estoy viendo». Equipada con una linterna, inspeccionó más de cerca y confirmó su observación inicial, lo que provocó los aplausos de las demás monjas presentes. Al abrir por completo el ataúd, las hermanas quedaron asombradas al descubrir que el cuerpo de Lancaster prácticamente no mostraba signos de descomposición.

Subir