De lo que lo acusan

La noticia del rescate de los cuatro niños perdidos en la selva del Guaviare, en Colombia, se vio empañada en las últimas horas por las acusaciones, por parte de la familia de la madre de los menores, de que el padre de éstos sería un maltratador que intentó abusar de una de las niñas. Manuel Miller Ranoque, quien por 30 días participó en la búsqueda de los pequeños, lo desmintió en declaraciones a El Tiempo.

Las declaraciones de los familiares de los niños a los medios dejan claro que no hay una buena relación entre la familia de Magdalena Mucutuy, madre de los cuatro niños, y Ranoque, padre biológico del niño y la bebé que cumplió un año mientras estaba perdida en la selva, y padrastro de las dos niñas mayores.

No solo eso. La familia de Magdalena, quien falleció cuatro días después del accidente de la avioneta en la que viajaba con los niños y que se estrelló en la selva, afirma que Ranoque maltrataba a su mujer e intentó abusar de una de sus hijastras y que por ello se interpuso una demanda.

En entrevista con El Tiempo, Ranoque aseguró que las denuncias responden a temas económicos y dijo que la familia Mucuty quiere quitarle a los niños para obtener beneficios económicos a través de ellos.

Subir