Angélica Vale

Los Ángeles, California: La destacada artista y humorista Angélica Vale y su marido Otto Padrón han seleccionado uno de los sectores más exclusivos de Los Ángeles para su residencia. Adquirieron una impresionante casa inteligente, cuyo costo supera los 3 millones de dólares.

Esta morada unifamiliar consta de 5 dormitorios y 5 baños, además de una imponente piscina y un alojamiento separado para visitas. Distribuidos en medio acre, sus espacios evocan un ambiente encantador.

Ubicada en el corazón de Hollywood, la casa no solo proporciona conveniencia, sino también la privacidad que personalidades como Angélica Vale valoran. Su diseño vanguardista resplandece en cada rincón, desde las zonas compartidas hasta la suite principal.

El exterior del hogar, con jardines y terrazas cuidadosamente diseñados, es un testimonio de la atención al detalle. En este escenario, la familia Padrón-Vale halla en su piscina un espacio de descanso, ideal tanto para jornadas diurnas como nocturnas.

Internamente, un luminoso salón se erige como punto central, dotado de una amplia pantalla y una reconfortante chimenea. Este espacio se encuentra ornamentado con retratos que poseen un valor sentimental para el núcleo familiar.

En la cocina, un lugar esencial de la vivienda, Angélica Vale da rienda suelta a su pasión culinaria. El comedor, capaz de acoger a 10 personas, exhibe un ambiente cálido, realzado por su estética y cortinaje.

El dormitorio principal, bañado en luz, cuenta con ventanales que maximizan la claridad y una chimenea que suma un matiz de confort. Su paleta cromática, que combina blanco, gris y beige, irradia paz y sofisticación.

Diversos símbolos de protección, como ojos turcos y manos de Fátima, adornan la vivienda, proporcionando un toque personal y místico.

Para las ocasiones en que reciben visitas, disponen de un alojamiento para invitados, que mantiene la cohesión estilística con la edificación principal y se sitúa adyacente a la piscina.

Los cinco baños, de diseño contemporáneo, disponen de lavabos gemelos, plantas decorativas y un profuso ingreso de luz, generando un ámbito ameno y reconfortante. La arquitectura georgiana colonial se funde con los espacios verdes circundantes, creando una vista placentera desde cualquier ángulo.

La mixtura entre elementos actuales y clásicos se manifiesta en las piezas artísticas que decoran el lugar. Una perspectiva aérea revela la vivienda principal, el alojamiento para visitantes y la piscina, constituyendo el núcleo de entretenimiento de la propiedad.

El verde del entorno cumple un papel preponderante, instaurando una atmósfera de tranquilidad y reposo. Esta residencia, ubicada a poca distancia de los estudios Universal, se erige como el nuevo santuario de Angélica Vale y Otto Padrón.

En resumen, cada espacio ha sido meticulosamente ideado y acondicionado para ofrecer una experiencia a la par de un hotel de lujo de alta categoría.

AQUI DEBAJO TODAS LAS IMAGENES DE LA CASA.

Subir