afamado futbolista Gerard Piqué

La escena farandulera se mantiene en vilo con las apariciones del afamado futbolista Gerard Piqué, y su más reciente presencia en un estadio de Barcelona no fue la excepción.


La razón detrás de su visita fue un encuentro de la Kings League, torneo que el propio Piqué instauró en colaboración con algunos amigos. En esta ocasión, el deportista no asistió solo, estuvo acompañado de sus hijos Milan y Sasha, nacidos de su relación con la estrella musical Shakira.

Uno de los momentos más comentados de la velada fue cuando raperos interpretaron fragmentos de la canción "Volumen 53", colaboración entre Shakira y Bizarrap. Las letras de esta melodía han sido interpretadas como un señalamiento directo hacia Piqué y su relación con Clara Chia.


A pesar de que la canción parecía dirigirse a él, Piqué optó por desentenderse, concentrándose en su teléfono móvil, tal vez en un esfuerzo por evadir el momento. No obstante, el estadio resonó con la voz del público que, entusiasmado, coreaba la canción. Tal efervescencia, seguramente, no dejó indiferente al jugador.

Sin embargo, lo que también llamó la atención fue el evidente desinterés de Milan y Sasha durante el partido. A diferencia de su padre, los niños parecían no disfrutar del evento, luciendo aburridos. Esta actitud contrastante con la de Piqué no pasó desapercibida y ha generado comentarios en diversos medios, amplificados por las fotografías que se han compartido de los menores en el estadio.

Subir