A sus tres hijos

<strong>YOSPER, OHIO.-</strong> Un individuo de Ohio, acusado de disparar y matar a sus tres hijos pequeños, ha admitido haber planeado los asesinatos y haber alineado a los niños antes de ejecutarlos con un rifle, según informaron los fiscales este viernes.

<strong>Chad Doerman, de 32 años, quien también está acusado de herir a la madre de los niños en la residencia familiar, ha sido acusado de asesinato agravado, según las autoridades.</strong>

Durante la comparecencia de Doerman el viernes, el fiscal principal del Tribunal Municipal del condado de Clermont, David Gast, declaró que uno de los niños intentó escapar hacia un campo cercano, pero Doerman "cazó" a su hijo y lo llevó de vuelta a la casa antes de matarlo.

La fianza de Doerman ha sido fijada en 20 millones de dólares y se encuentra detenido en la cárcel del condado de Clermont.

<strong>Los agentes respondieron a la residencia en Monroe Township poco antes de las 4:30 p.m. del jueves, tras recibir dos llamadas al 911: una aparentemente de la madre, quien gritaba que "sus hijos habían sido baleados", y otra de un automovilista que pasaba y afirmaba que una niña corría por la calle diciendo que su padre estaba matando a la gente, según un comunicado de prensa de la Oficina del Sheriff del Condado de Clermont.</strong>

Los agentes encontraron a tres niños de 3, 4 y 7 años afuera de la casa con heridas de bala e intentaron salvar sus vidas, pero fallecieron en el lugar.

"Gast aseguró que Doerman había sujetado a estos niños sabiendo que no podían hacer nada", dijo Gast. "¿Cómo se puede dejar de ver esa clase de abominación?".

Las autoridades no han revelado los nombres de los niños ni el motivo de los disparos.

La oficina del sheriff informó que la madre de 34 años, cuya identidad no fue revelada, se encontraba fuera de la casa y había recibido un disparo en la mano. Fue trasladada a un hospital con heridas que no parecían poner en peligro su vida.

Doerman fue encontrado sentado en el camino de entrada de la residencia y fue arrestado sin incidentes. Fue acusado de tres cargos de asesinato agravado el viernes, cuando un fiscal declaró ante el tribunal que Doerman había admitido haber alineado a los niños en el patio y haberles disparado.

Los vecinos de Monroe Township, ubicado a unos 120 kilómetros al oeste de Columbus, informaron haber escuchado varios disparos en lo que normalmente es un vecindario tranquilo y apacible.

"Estaba sentada en el garaje y de repente escuché 'boom, boom' y luego unos cinco más, y pensé, 'Son siete disparos'", dijo Alexis Spoonamore a WLWT-TV en Cincinnati. "Estoy temblando. Fueron muchos. Fue horrible".

Subir